Exploradores victimas de la maldición del Dios Mono enfermedad debilitante que puede comer la cara - extranotix

728x90 AdSpace

Trending

Exploradores victimas de la maldición del Dios Mono enfermedad debilitante que puede comer la cara




Un equipo de exploradores se dispuso a descubrir una ciudad antigua perdida por la voraz selva hace cientos de años, pero pudo haber desencadenado la maldición que expulsó a sus antiguos habitantes.

El autor novelista más vendido Douglas Preston viajó con un equipo de arqueólogos para descubrir los secretos de la Ciudad perdida del Dios del Mono, una misteriosa metrópolis escondida en el interior de las 32000 kilómetros cuadrados de selva húmeda de Honduras en América Central.

Los habitantes de la ciudad habían huido para escapar de horribles enfermedades que creían haber sido provocadas por un hechizo celestial hace cientos de años.

Y para Preston y su equipo valiente - que tuvo que luchar a través de venenosas serpientes, insectos venenosos y selva densa para llegar a la ciudad - la maldición de Dios Mono puede haber sido puesta en marcha de nuevo.

Vídeo con todas las imágenes:



El novelista Douglas Preston, de 60 años, fue uno de los muchos en el equipo en encontrar que había contraído una enfermedad debilitante que puede comer la cara de un ser humano desde adentro hacia afuera, informó CBS.

Preston se fascinó con la historia de la misteriosa ciudad, también conocida como La Ciudad Blanca.

Estaba desierta en el siglo XVI cuando sus ciudadanos creían que se había convertido en una ciudad maldita.

Pero en realidad fue la aparición de los colonos europeos quienes trajeron consigo la enfermedad y la esclavitud que condujeron a la caída de la ciudad.

Durante cientos de años la misteriosa Ciudad perdida del Dios del Mono fue cubierta por el espeso bosque lluvioso de Mosquitia, la densa selva que cubre la frontera entre Honduras y Nicaragua.

Se perdió completamente, pero el conocimiento de su existencia sólo se mantuvo vivo a través del folclore y las leyendas locales de los pobladores.

Decenas de valientes figuras como Indiana Jones tomaron la tarea de redescubrir la legendaria Ciudad Blanca, incluido el profesor William Duncan Strong en 1933, pero todos sus esfuerzos fueron en vano.

Con la ayuda de la tecnología moderna y un montón de investigación, Preston junto con el explorador Steve Elkins montó una expedición para levantar la tapa en la metrópoli perdida.

Contrataron un avión Cessna equipado con equipo de imagen láser de alta tecnología para recorrer la región.

Su momento llegó cuando las fotografías de la búsqueda mostraban una serie de estructuras, con una que tenía un ángulo recto perfecto.

Después de luchar por la selva para llegar a la zona, al principio se sintieron decepcionados de que nada parecía estar allí.

Pero eso es porque el crecimiento excesivo de las plantas era tan espeso que casi ocultó completamente las estructuras antiguas.

Sólo al día siguiente uno de los miembros del equipo se dio cuenta de que una piedra de forma extraña salía de la flora.

"Todos regresamos y lo primero que vi fue una cabeza de jaguar saliendo del suelo, tallada en piedra, gruñendo", dijo Elkins.

Tal fue el descubrimiento de que el Presidente de Honduras le quitó el artefacto.

Fue este acto que algunos creen puede haber traído la ira del Dios Mono.

Según los informes varios de los miembros de los equipos de la expedición llegaron a casa sólo para darse cuenta de que habían contraído la rara enfermedad,  parietal parasitante Leishmaniasis.

"El parásito migra a las membranas mucosas de tu boca y tu nariz, y básicamente las come", explicó Preston.

"Tu nariz se cae, tus labios se caen, y eventualmente tu cara se convierte en una llaga gigantesca y abierta".

Es el riesgo de contraer esta enfermedad, entre otros muchos peligros, hizo que se lleven acabo más expediciones ahora o en el futuro.

"Es demasiado peligroso", dijo Preston. Y entrar y salir es peligroso.

Parece que la Ciudad Perdida del Dios Mono podría guardar sus secretos por un tiempo todavía.

Parecería que la selva todavía está luchando para mantener sus secretos - un velo casi impenetrable se encuentra ahí el cual hace realmente difícil regresar a cualquier humano.

Y esta maldición al final, puede ser la maldición más duradera de todas las conocidas en el mundo. vía thesun.co.uk
Extranotix Misterio

Extranotix Presentando Las Noticias Más Recientes de OVNIs, Conspiraciones, Contactados, Extraterrestres, Fenómenos Paranormales y Naturales, Profecías, Misterio y mucho más...

Website: Extranotix

Exploradores victimas de la maldición del Dios Mono enfermedad debilitante que puede comer la cara Reviewed by Extranotix Misterio on 13:23 Rating: 5 Un equipo de exploradores se dispuso a descubrir una ciudad antigua perdida por la voraz selva hace cientos de años, pero pudo haber dese...

No hay comentarios.: