Un viajero árabe se encontró en una isla que conducía a un universo paralelo - extranotix

728x90 AdSpace

Trending

Un viajero árabe se encontró en una isla que conducía a un universo paralelo




En el siglo XVII, un navegante árabe emprendió un viaje. Su tarea era rodear África desde el oeste y, pasando por las fronteras del sur de Asia, llegar a los estados insulares (la moderna Malasia, Indonesia, etc.). Desafortunadamente, se desconoce su nombre exacto. En su diario, que ahora se conserva en un museo de Arabia Saudita, se hace llamar Enzo ibn Dawsari. Junto con la tripulación, que él personalmente seleccionó, el hombre en el barco construido, con el permiso y la bendición del gobernante, navegó por la ruta prevista.

Los primeros meses del viaje se describen con suficiente detalle. Enzo logró circunnavegar todo el continente africano, navegando hacia la India, donde, tras reponer sus suministros, el grupo partió más. Si el barco alcanzó o no el objetivo previsto es un tema controvertido. El caso es que sólo un tercio del equipo regresó y lo que dijeron fue asombroso y sorprendente. El diario de Enzo ibn Davsari contiene varios capítulos interesantes.

Habiendo salido del puerto indio con todas las provisiones, el barco se dirigió hacia el este. Hacía buen tiempo, las tormentas pasaron y las primeras islas aparecieron más adelante. El continente no había sido visible durante varias semanas, por lo que la tierra que los marineros notaron definitivamente no era esa. La isla parecía grande. El equipo desembarcó y comenzó a examinar la belleza local y a tratar de describir lo que encontraron.


Cada vez más profundamente en la jungla, Enzo ibn Davsari entendía cada vez menos dónde habían aterrizado. La isla resultó no ser tan grande como parecía inicialmente, pero era perfectamente redonda y en su centro había una estructura en forma de corona, excavada en la montaña. Estatuas de piedra rotas yacían esparcidas por todo el perímetro, pero lo más sorprendente era que había un estanque redondo en el medio. Como hacía calor, los miembros del equipo decidieron nadar.

En su diario, Enzo ibn Dawsari afirma que el Corán contiene información sobre mundos paralelos y, probablemente, su equipo logró descubrir una de las brechas entre los mundos. Todos los que se metían al agua desaparecían. Disuelto. Pero al mismo tiempo regresaron unos minutos más tarde y declararon que “allí” había verdadera gracia. Esta es la puerta a Dios. Como resultado, el propio viajero se sumergió en un estanque asombroso. El agua le pareció fresca, lo que supuso una auténtica salvación en aquellas condiciones.

Después de unos segundos, todo a su alrededor empezó a flotar. El fondo verde de la jungla comenzó a mezclarse con las estatuas y la estructura de piedra. El agua siguió enfriando el cuerpo y, en algún momento, todo empezó a tomar contornos claros nuevamente. Sólo que éste era un lugar completamente diferente. En lugar de estatuas destruidas y ruinas de piedra, había una torre que se elevaba hasta las mismas nubes. Las esculturas representaban criaturas con alas y tenían una altura de 3 a 4 personas.

Una música tintineante fluía por todas partes, enormes frutas y hermosas flores colgaban de los arbustos bajos. Los miembros del equipo de Enzo ibn Dawsari miraron a su alrededor, al igual que el propio viajero. Parecía que este mundo no era real; emociones como la ira, el dolor, la tristeza, el miedo y la agresión no se sentían en absoluto aquí. De hecho, uno podía sentir la gracia. La experiencia no se puede describir con palabras y muchos decidieron quedarse allí. Enzo ibn Dawsari volvió a describir todo en su diario y devolvió a los que no querían quedarse, pero no existían esas personas.

Los marineros echaron suertes. Dio la casualidad de que el propio Enzo ganó la oportunidad de permanecer en ese mundo. Su última frase en su diario dice: “Seguimos bajo el cuidado de Dios”.

Los historiadores y geógrafos modernos critican un diario escrito hace siglos. La isla que se describe en él no existe y, muy probablemente, Enzo ibn Davsari ni siquiera nadó hacia su objetivo previsto, sino que murió en el Océano Índico. Sin líder, los marineros, luchando por sus vidas, regresaron a casa, pero no todos.

Sin embargo, esta suposición contiene muchas inconsistencias. Por ejemplo, si se trataba de una cuestión de vida o muerte, ¿por qué el equipo no regresó al puerto de la India, sino que dio la segunda vuelta a África? Además, si Davsari murió, ¿a quién se le ocurrió y escribió esta historia?

Los exámenes realizados indican que el texto fue escrito por una sola persona. Los investigadores paranormales afirman que Enzo bien podría haber nadado hasta la isla, que sólo aparece ocasionalmente en nuestra realidad y luego vuelve a desaparecer.

Muchos viajeros han informado de tierras similares, e incluso hoy en día los navegantes se han topado con fenómenos similares en el Mar de Japón, el Golfo de México y el Triángulo de las Bermudas, así como en Micronesia. Hay evidencias del surgimiento de la isla y su posterior desaparición. Por supuesto, quizás esto no tenga nada que ver con Dios, pero la realidad de los mundos paralelos lo demuestra plenamente.

Extranotix Misterio

Extranotix Presentando Las Noticias Más Recientes de OVNIs, Conspiraciones, Contactados, Extraterrestres, Fenómenos Paranormales y Naturales, Profecías, Misterio y mucho más...

Website: Extranotix

Un viajero árabe se encontró en una isla que conducía a un universo paralelo Reviewed by Extranotix Misterio on miércoles, abril 03, 2024 Rating: 5 En el siglo XVII, un navegante árabe emprendió un viaje. Su tarea era rodear África desde el oeste y, pasando por las fronteras del sur de A...

No hay comentarios.: